"Vocación" viene de la palabra "voz". Es un llamado que empezamos a sentir cuando buscamos el rumbo que queremos darle a nuestras vidas. Si bien existen personas y factores que nos pueden condicionar al momento de elegir, también es angustiante pensar que debemos sostener esa decisión toda la vida. Pero ¿realmente es así? Si hay algo que tiene la vocación, es que no es para siempre. Todos cambiamos, el mundo va cambiando alrededor nuestro. Una vocación puede cambiar.